Dos cuerpos del tamaño de la Tierra con atmósferas de oxígeno, pero son estrellas, no planetas PDF Imprimir E-mail

Astrofísicos de las Universidades de Warwick y de Kiel descubrieron dos cuerpos del tamaño de la Tierra con atmósferas ricas en oxígeno, sin embargo puede resultar decepcionante para cualquiera que busque un potencial hogar para la vida alienígena, o incluso un futuro hogar para nosotros, dado que en realidad no son planetas, sino dos estrellas enanas blancas inusuales.

Las dos enanas blancas son SDSS 0922+2928 y SDSS 1102+2054 y están a 400 y 220 años luz de la Tierra, respectivamente. Ambas son remanentes de estrellas masivas que finalizaron su evolución estelar habiendo consumido todo el material que tenían disponible para la fusión nuclear.
Los modelos teóricos sugieren que las estrellas masivas (entre alrededor de 7 y 10 veces la masa del Sol) consumirán todo su hidrógeno, helio y carbono, y finalizarán sus vidas como enanas blancas, con núcleos muy ricos en oxígeno, o pasarán por la fase de supernova y colapsarán como estrellas de neutrones. Encontrar tales enanas blancas ricas en oxígeno sería una confirmación importante para esos modelos.

Desafortunadamente, casi todas las enanas blancas tienen envolturas de hidrógeno y/o helio que, cuando son de masa baja, resultan lo suficientemente gruesas como para aislar al núcleo de la visión directa. No obstante, si un núcleo perdiese su envoltura de hidrógeno remanente, los astrofísicos podrían detectar un espectro extremadamente rico en oxígeno en la superficie de la enana blanca.

Buscando dentro del conjunto de datos astronómicos del Relevamiento Digital del Cielo Sloan (SDSS), los astrofísicos de las Universidades de Warwick y de Kiel efectivamente descubrieron dos enanas blancas con gran abundancia de oxígeno atmosférico.

El autor principal del artículo, el astrofísico Dr. Boris Gänsicke de la Universidad de Warwick, dijo: “Estas abundancias de oxígeno en la superficie implican que son enanas blancas mostrando sus núcleos desnudos de oxígeno y neón, y que pueden ser la descendencia de las estrellas progenitoras más masivas de esta clase”.

La mayor parte de los modelos estelares que producen enanas blancas con tales núcleos de oxígeno y neón también predicen que una capa suficientemente gruesa de carbono debería rodear el núcleo de la estrella y evitar la difusión de grandes cantidades de oxígeno. No obstante, los cálculos también demuestran que el grosor de esta capa disminuye cuanto más cerca está la estrella progenitora del límite superior de masa para las estrellas que terminan su vida como enanas blancas. De aquí que una posibilidad para la formación de SDSS 0922+2928 y SDSS 1102+2054 sea que desciendan de las estrellas más masivas que han evitado el colapso de su núcleo, en cuyo caso se esperaría que fuesen, ellas mismas, muy masivas. No obstante, los datos actuales son insuficientes para proporcionar una medida inequívoca de las masas de estas dos enanas blancas inusuales.

El artículo completo “Two white dwarfs with oxygen-rich atmospheres” está publicado online en la revista Science del 12 de noviembre de 2009 y sus autores son Jonathan Girven, el Profesor Tom Marsh y el Dr. Danny Steeghs, todos del Departamento de Física de la Universidad de Warwick, en el Reino Unido, y Detlev Koester, de la Universidad de Kiel, en Alemania.

 

Copyright © 2009 - ICI - Instituto de Ciencia e Investigación. Desarrollado por Ciber TAZ en Joomla! Spanish