Descubren otro círculo de piedra cerca de Stonehenge PDF Imprimir E-mail

 Un equipo de arqueólogos ha descubierto evidencias de un círculo de bloques de piedra en la ribera oeste del Río Avon, a kilómetro y medio de Stonehenge.
El nuevo círculo, al que se ha dado en llamar "Bluestonehenge", tiene diez metros de diámetro y estuvo rodeado por una zanja especial, del mismo tipo que la existente en otros complejos antiguos de la zona.

El círculo de bloques pétreos, que ya no están presentes, debió haber marcado el final de la Avenida, una ruta procesional de 2,8 kilómetros que conduce desde el Río Avon hasta Stonehenge, cuya construcción data de fines de la Edad de Piedra (el Período Neolítico). La zanja circular más externa alrededor de los bloques fue construida alrededor del año 2400 a.C., pero las puntas de flecha encontradas en el círculo indican que los bloques fueron emplazados unos 500 años antes.
Las excavaciones efectuadas de Agosto a Septiembre de 2009 por el Stonehenge Riverside Project (un consorcio de universidades incluyendo a la de Bristol) han revelado los nueve agujeros en cada uno de los cuales estuvo asentado un bloque pétreo, y que debieron formar parte de un círculo de posiblemente 25 bloques. La mayor parte del círculo permanece sin excavar, preservado para futuras investigaciones, mientras que los puntos de excavación del año 2009 han sido rellenados nuevamente. Los bloques del nuevo círculo descubierto fueron retirados hace miles de años, pero las dimensiones de los agujeros en los cuales estuvieron plantados indican que era un círculo de bloques de piedra azul (básicamente dolomita) que fueron traídos desde las montañas Preseli de Gales a unos 240 kilómetros de distancia, como las piedras interiores de Stonehenge.

Cuando las rocas del círculo recién descubierto fueron quitadas por personas del Neolítico, es posible que fueran arrastradas por la ruta de la Avenida hacia Stonehenge, para ser utilizadas durante su fase principal de reconstrucción alrededor del año 2500 a.C. Los arqueólogos saben que después de esta fecha, Stonehenge constaba de unos 80 bloques de piedra azul galesa y 83 bloques de roca arenisca local. Algunos de los bloques azules que estuvieron en su día a la orilla del río probablemente formen parte ahora del centro de Stonehenge.

"éste es un descubrimiento increíble", subraya Josh Pollard de la Universidad de Bristol y codirector del proyecto, quien está convencido de que el círculo recién descubierto y la zanja a su alrededor deben ser considerados como parte integral de Stonehenge en lugar de como un monumento separado.

Por otra parte, el hallazgo ofrece nuevos datos sobre la historia de esta carismática zona. La ubicación de Bluestonehenge demuestra una vez más la importancia del Río Avon en los rituales y ceremonias funerarias del Neolítico.

 

Copyright © 2009 - ICI - Instituto de Ciencia e Investigación. Desarrollado por Ciber TAZ en Joomla! Spanish