La Cuenta Larga de los mayas Imprimir

Los antiguos habitantes de estas tierras llevaban una cuenta precisa de los días. Gracias a ello hoy sabemos también que sus acciones bélicas tenían una relación directa con la posición de Venus en el cielo.

Después del Sol y de la Luna, Venus es el objeto más brillante del cielo. Para los antiguos este planeta siempre fue centro de su interés astronómico. Entre los mayas, una de las culturas más importantes y actualmente más atractivas de Centroamérica, Venus era visto como portador de males. Sus períodos de desaparecimiento del firmamento –cuando se encuentra desde nuestro punto de vista muy cerca del sol- o de sus conjunciones inferiores y superiores era todo un símbolo de belicosidad y malos augurios. Al tal punto que a Venus se le responsabilizaba de sequías, enfermedades en niños, muerte de ancianos y caída de reyes.
Gracias a las lecturas de las estelas y edificios, los arqueólogos pueden establecer con bastante precisión la fecha de subida o caída de un gobernante en una determinada ciudad, se han hecho correlaciones entre las posiciones de Venus y los eventos de guerra entre ciudades mayas y han demostrado que los antiguos establecían batallas en relación al movimiento celeste de este brillante planeta. Todo gracias a que los mayas tenían una verdadera afición por datar casi todos los eventos políticos en un sistema de tiempo lineal que actualmente llamamos Cuenta Larga.

La Cuenta Larga utiliza una serie de grupos o paquetes de tiempo que se ordenan desde un año inicial que comienza el 12 de agosto del año 3114 A.C. y terminan el 21 de diciembre de 2012 D.C., estos paquetes de tiempo poseen diferentes dimensiones temporales, el básico se llama Kin, que corresponde a un día. Luego del Kin viene el Uinal, el cual es un mes de 18 días o 18 kines. 20 meses Uinales hacen un Tun; es decir, un año de 360 días.

Los Tunes se agrupaban en paquetes de 20 años, el cual se llamaba Katun, que equivalían a 7,200 días o Kines. La división del tiempo no terminaba ahí, había un grupo superior llamado Baktun, que correspondía a 20 Katunes, o 144,000 días.

Las fechas de la cuenta larga comienzan el 12 de agosto del año 3113 a.C., con un arreglo de tiempo expresado en la siguiente numeración, 0.0.0.0.0 siendo el primer número el Baktun, el segundo el Katun el tercero el Tun, el cuarto el Uinal y el quinto el Kin. Un día después, el 13 de agosto, la numeración debió de haber marcado el 0.0.0.0.1 avanzando una unidad, de la misma manera como lo haría el odómetro de un vehículo. 144,000 días después, es decir unos 400 tunes, habría cambio de Baktun, y la numeración se establecería de esta forma: 1.0.0.0.0, nuestro tiempo también se puede interpretar en relación a la cuenta larga, el 30 de noviembre de 2009 será el 12.19.16.16.3.

Cada uno de esos paquetes de tiempo tenía un glifo que los representaba, de ese modo los arqueólogos y antropólogos pueden reconocer a cuál Baktun o Katun se refieren los textos grabados en las estelas. Con un sencillo trabajo matemático es posible transformar la cuenta larga de los mayas en nuestro calendario gregoriano y de ese modo conocer la fecha maya para un determinado día. Uno de los métodos para correlacionar la Cuenta Larga con el calendario gregoriano, utiliza una constante llamada GMT (Goodman-Martínez-Thompson), se puede decir que esta la correlación que usa la constante GMT es la más aceptada.

Gracias a la Arqueoastronomía se puede comprobar la cuenta larga utilizando la posición de Venus en los cielos, debido a que los mayas tenían la costumbre de batallar según la posición del planeta y sus antiguas crónicas fueron grabadas en piedra por sus antiguos cronistas. Podemos asegurar las correlaciones de Cuenta Larga GMT en relación a la posición del planeta.

Uno de los pasajes más interesante de la historia de los mayas es la guerra entre la ciudad estado Caracol contra Naranjo, dichas agresiones se pueden llevar a un detalle sin precedentes expresados en la estela 3 de Caracol. Observando la numeración maya y la posición calendárica de la cuenta larga, se sabe que el 28 de mayo de 626 d.C. el señor Kan II rey de Caracol lanzó un ataque contra Naranjo, ese día Venus se encontraba en su punto de máxima altura sobre el horizonte, una posición que se denomina “estacionaria”,  el señor Kan II, debió de interpretar la posición del planeta beneficiosa para la ofensiva.

En los siguientes años, las hostilidades siguieron con cierta regularidad; de hecho, se sospecha que en algún momento, fue secuestrado un señor de Narajano siendo sacrificado en Caracol, metiendo en problemas a la nobleza de esa ciudad. El 27 de diciembre de 631, el primer día que Venus aparecía en el amanecer, Caracol entró en guerra contra Naranjo, derrotándola y sometiéndola. 

Los modelos de tiempo de los antiguos mayas se basaban en interpretaciones que no solo tenían un aspecto sagrado, mitológico, social y político, sino también les daba un parámetro físico para posicionarse en una escala temporal y ordenar sus hechos y sus historias. Los últimos años la Cuenta Larga maya ha tomado actualidad, bajo el equivocado concepto de que el 21 de diciembre de 2012 la cuenta larga se cierra y con ello vendrá el fin del mundo, para ello se han formulado una serie de hipótesis que en ocasiones rayan en lo inverosímil, algo que los antiguos mayas estaban muy lejos de imaginarse.
Jorge Colorado