Método más eficaz para capturar dióxido de carbono y dióxido de azufre PDF Imprimir E-mail

El Laboratorio Nacional estadounidense del Pacífico Noroeste (PNNL) ha desarrollado un líquido orgánico reutilizable que puede absorber gases perjudiciales como el dióxido de carbono o el dióxido de azufre, presentes en las emisiones de ciertas industrias y centrales eléctricas.

El proceso podría reemplazar directamente a los métodos actuales para hacer ese trabajo de captura, y permitir que esas centrales eléctricas capturasen el doble de la cantidad de gases perjudiciales que ahora capturan, y además de un modo que no gasta agua, consume menos energía, y ahorra dinero.

 
A ciertos gases como el dióxido de carbono o el dióxido de azufre se les llama gases ácidos. El nuevo proceso de absorción emplea líquidos orgánicos que no contienen agua. Estos líquidos capturan los gases ácidos a temperaturas cercanas a la ambiental. Luego, los científicos calientan el líquido para extraer los gases ácidos y disponer apropiadamente de ellos.
 
Estos líquidos reciclables requieren mucha menos energía para calentarse, y a la vez pueden retener el doble de la cantidad de estos nocivos gases por unidad de peso que el líquido que se emplea hoy con este propósito en las centrales eléctricas con esa clase de emisiones.

Los métodos actuales usados para capturar y extraer el dióxido de carbono de las emisiones contaminantes de centrales eléctricas consumen mucha energía porque bombean y calientan mucha agua durante el proceso. También presentan otros problemas.

En el proceso del PNNL, las moléculas que capturan los gases ácidos ya están en forma líquida, y el producto no contiene agua. Además, estos líquidos orgánicos requieren menos calor que el agua para liberar los gases capturados.

David Heldebrant es el científico principal del proyecto.
 

 

 

Copyright © 2009 - ICI - Instituto de Ciencia e Investigación. Desarrollado por Ciber TAZ en Joomla! Spanish